Archivo para Marzo, 2011

Copago de Servicios Sociales a personas mayores, Responsabilidad Familiar e Hipoteca Inversa. 24/03/11

Cómo es notorio, la crisis económica ha reducido los ingresos de las Administraciones Públicas y ha aumentado la demanda de servicios sociales por parte de los ciudadanos: ello se traduce en menos recursos para atender más necesidades y crecientes.

Este panorama en el que muchas AAPP tienen que “ingeniárselas” para seguir prestando los servicios públicos esenciales, es el caldo de cultivo donde se analiza la viabilidad de introducir los copagos de servicios, esencialmente en el ámbito sanitario y asistencial.

En esencia, las AAPP analizan los ingresos recurrentes (pensiones esencialmente) de cada uno de los solicitantes de prestaciones sociales (económicas o servicios) para establecer baremos. Hoy, este análisis se empieza a extender a la unidad familiar (padres, hijos, nietos,…) en la que convive el solicitante, con la justificación de que en primer lugar es el entorno familiar quien tiene que hacerse cargo de las necesidades del familiar mayor solicitante y que las AAPP tienen que actuar en su ausencia o defecto, no de forma genérica y generosa.

Podremos o no estar de acuerdo con este precepto y los baremos usados por la Administración. La consecuencia es que, por muy escasa pensión que pueda recibir un ciudadano, si dispone de ahorros, familiares con recursos o una vivienda, tendrá menos derecho a recibir prestaciones sociales. En este caso se encuentran muchos ciudadanos acogidos a la Ley de la Dependencia y es este el ámbito que primero ha empezado a generalizar el copago de servicios.

La tendencia para los próximos meses y años es que los baremos para poder recibir prestaciones públicas serán cada vez más exigentes y universales, con lo que tan sólo los individuos más desvalidos van a poder disponer de la mayor parte de estos recursos públicos y recaerá en la capacidad individual (por todos sus recursos) o en la ayuda familiar para hacerse cargo del coste de la asistencia requerida.

En este entorno empieza a jugar un papel muy importante la Hipoteca Inversa. Dada que esta herramienta financiera es un crédito, su contratación permite disponer de recursos económicos que no se consideran rentas sino disposiciones de crédito: ni se declaran ni tributan. Y, como este crédito está garantizado con la vivienda, su uso implica endeudar la vivienda y reducir la riqueza financiera acumulada en la vivienda al hacerla líquida mediante la disposición de cantidades a cuenta (rentas mensuales o disposiciones puntuales).

Quien contrata una Hipoteca Inversa vive mejor. Y ello no computa en su capacidad económica sino que implica una menor riqueza patrimonial, llegando incluso a favorecer el acceder a prestaciones públicas fijadas según estos baremos decrecientes.

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 24/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC

Sobre prácticas financieras impropias con personas mayores y la quiebra familiar. 07/03/11

¿Cuántas veces más tendremos que ver como personas mayores han “hipotecado” su vivienda y su futuro avalando con su propiedad el piso de un familiar?.

Es una situación económica que muchas familias hoy mantienen sin haber considerado convenientemente que la “caída” de uno de los miembros arrastra al resto.

Pongámonos en situación

En Jubilarse en Casa nos relatan a menudo escenarios como este: un matrimonio de personas mayores que se encuentra con el “agua al cuello” porque avalaron la compra de la vivienda del hijo; falla esté y la Entidad insta la ejecución de la garantía real (aval hipotecario) concedida por los padres. Las preguntas son siempre similares: ¿eran conscientes del error financiero que estaban realizando cuando avalaron al hijo?. ¿Es moral reclamar este tipo de garantías cruzadas por parte de las Entidades Financieras?.  ¿Qué podemos hacer, llegado el caso y la situación?.

Ingenuos Financieros

Ciertamente, los españoles no han querido aprender finanzas (o no se han visto con la necesidad) y han trasladado la ejecución y (pretendida) responsabilidad de sus actos financieros a sus gestores bancarios. Insistimos una y mil veces: el director del banco o la caja de turno no es su asesor financiero personal. La banca personal no existe si el gestor no es independiente de la Entidad (eso quiere decir que NO COBRA de ella). Su función consiste en cumplir las órdenes comerciales y de riesgos que le manda la dirección de su Entidad. Punto. Habrá directores sumamente responsables, pero están en proceso de “extinción” ante la progresiva retirada de atribuciones y el desconocimiento creciente de su clientela con constantes cambios de funciones y ubicaciones de trabajo.

No al Aval sobre la Vivienda Habitual

Si las personas mayores tienen dificultades para acceder al crédito, ¿cómo es que las Entidades permitan que pueden avalar con sus viviendas operaciones crediticias de terceros, por muy familiares que sean?. ¿Dónde ha quedado la “ética del crédito”?. El aval es una “soga al cuello” que cubre responsabilidades de terceros. Y es una garantía que debería estar generalmente vetada para las personas mayores y sus viviendas habituales. Deontológicamente, despreciable.

Avalar con una vivienda no sólo pone en riesgo a los titulares (personas mayores) sino que imposibilita realizar otro tipo de operaciones adecuadas para estos propietarios: la Hipoteca Inversa, un crédito que permite a los propietarios disponer de ingresos regulares para atender a las necesidades económicas derivadas de su envejecimiento. Con un aval, hemos “bloqueado” el bienestar futuro de los propietarios que nos avalaron, que viven angustiados ante la posibilidad de que se ejecute el aval ante cualquier incumplimiento del avalado.

La Quiebra Familiar

Si se encuentra en esta situación (avalando con su vivienda habitual un crédito de un tercero), y este aval la Entidad Financiera quiere ejecutarlo, es momento de plantearse la protección judicial de su patrimonio. Solicite la declaración de concurso de acreedores personal (o quiebra familiar) y que sea un juez quien decida sobre la validez, alcance y condiciones de garantía que impondrá sobre su patrimonio e ingresos a favor de la Entidad Financiera. Les dejamos un interesante link al respecto redactado por D. Carlos Guerrero, Abogado experto en concursos de acreedores de persona física.

Por si acaso, no avale inconscientemente nunca con su vivienda habitual. Manténgala libre de cargas (hipotecas y avales) por si quiere o requiere contratar una Hipoteca Inversa para vivir mejor o simplemente para poder legar un patrimonio libre de cargas a sus futuros herederos. Su presente y futuro están en juego.

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 7/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC

El Ahorro en una España que envejece. 03/03/11

El martes 01/03/11 la Fundación de Estudios Financieros (FEF) presentó el estudio ‘Ahorro Familiar en España‘. El estudio hace un repaso sobre la evolución demográfica española y la distribución y cuantía de los distintos vehículos de ahorro que utilizan los españoles.

El estudio destaca que el 77% del ahorro de las familias está invertido en el ‘ladrillo’, algo que el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa calificó como “otro de los grandes desequilibrios” de la economía española.

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

España es un país de propietarios “forzosos”. Las razones son históricas, iniciadas durante la década de los 60 del siglo pasado y basada en los flujos migratorios internos. Las ciudades acogieron gran cantidad de inmigración procedente de zonas rurales que fueron configurando un crecimiento urbanístico que no pudo ser gestionado por un Estado sin recursos. Las reformas que desregularizaron el mercado de alquiler en la famosa Ley Boyer extinguieron progresivamente muchos alquileres “antiguos” que fueron adquiridos por sus anteriores arrendatarios o por nuevos compradores. Y muchas viviendas promovidas por Instituciones como las Cajas de Ahorros también acabaron en el mercado de compraventa. Hemos de ser conscientes del efecto del boom demográfico de los 70, que impulsó la gran demanda de viviendas del anterior ciclo inmobiliario sin que hubiese una base existente de vivienda disponible y adecuada en régimen de alquiler. Una demanda que accedía al crédito (hipotecario) y que tenía estímulos fiscales (desgravaciones para la adquisición de la primera vivienda). Este procesó se retroalimento con la llega de inmigrantes de otros países, la entrada en el Euro y la voracidad de crecimiento que impulsaba a todos los actores de nuestra economía, hasta finales de 2007.

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

En paralelo, no existe ni cultura, ni instrumentos ni gestores profesionales que permitan a los individuos una adecuada planificación del ahorro. Este es un efecto negativo del elevado nivel de bancarización de España y de la incultura financiera general. Los ciudadanos han creído hasta ahora que el director de su entidad era su asesor económico. Mientras todo ha funcionado, los clientes han tomado las decisiones que le aconsejaban sus gestores bancarios, las entendiesen más o menos; decisiones que se basaban fundamentalmente en los objetivos comerciales de las Entidades Financieras y Aseguradoras y que debían ser ejecutadas por estos gestores. Hoy nos encontramos con un exceso de tesorería de los particulares en cuentas y depósitos a la vista sin remunerar o habiendo contratado productos financieros estructurados indescifrables para el común de los ciudadanos. No ha habido ningún tipo de planificación del ahorro, ni se ha estimulado ni educado para ello.

Como propietarios forzosos sin alternativas de planificación del ahorro, la inflación inmobiliaria acumulada en cada uno de los distintos ciclos inmobiliarios ha permitido que los españoles acumulen un sustancial patrimonio inmobiliario en sus propiedades inmobiliarias, a precios históricos, incluso teniendo en cuenta los vaivenes de los ciclos y la profunda caída de estos últimos 3 años (superior al 20% desde los máximos valores alcanzados en el 4TR2007).

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Estos propietarios han envejecido y deben utilizar su ahorro para atender sus necesidades una vez dejan de estar en situación laboral activa (jubilados). Es en ese momento cuando fórmulas como la Hipoteca Inversa impactan directamente en la mejora de los ingresos mensuales de estos propietarios mayores de 65 años. Y esta herramienta, compleja y poco conocida, está permitiendo que muchos mayores puedan mejorar su calidad de vida en base a un disponer de una autonomía económica de recursos procedentes del ahorro acumulado en su vivienda.

No parece que el desequilibrio que anuncia el Sr. Campa tenga sólo efectos negativos para este creciente colectivo de propietarios mayores, como podemos atestiguar desde Jubilarse en Casa SL desde hace más de 3 años.

Si quiere conocer cómo puede disponer del ahorro acumulado en su vivienda para vivir mejor a partir de los 65 años, un equipo de profesionales está a su entera disposición para atenderle en toda España.

Jubilarse en Casa SL, expertos independientes en Hipotecas Inversa.

Acceso a la Web de de la Fundación de Estudios Financieros

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 3/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC