Archivo para Abril 29th, 2011

Utilice una Hipoteca Inversa para financiar las obras de adaptación de su vivienda y desgrávese en el IRPF hasta 1.350 €/año.

A partir de ahora y hasta el 31/12/2012, todas las obras de rehabilitación que realicen en sus viviendas en propiedad (tanto habituales como para cualquier otra vivienda, incluso las destinadas al alquiler), pueden beneficiarse de una desgravación del 20% de su coste (aplicable a un máximo de 20.000 € del coste total).

En total hasta 4.000 €, con una deducción máxima anual de 1.350 €. Así lo estableció el pasado 20/04/11 el Consejo de Ministros para los contribuyentes con una base imponible igual o inferior a 53.007,20 €.

Para aplicarse esta deducción, se exigirá factura de las obras ejecutadas, que en muchos de los casos será el IVA reducido del 8% aplicable a las obras de renovación y reparación de viviendas.

Las obras deberán destinarse a la mejora de la habitabilidad de la vivienda: eficiencia energética y del uso del agua, accesibilidad e instalación de infraestructuras para el acceso a Internet o a la TDT. Se mantienen, las exclusiones referentes a obras en garajes, jardines, parques, piscinas, elementos deportivos y análogos.

La Hipoteca Inversa, el complemento perfecto

En muchas viviendas propiedad de personas mayores (+ 65 años), es necesario hacer adecuaciones que permitan mejorar su accesibilidad, seguridad y confort para su propio uso o para poder comercializar adecuadamente la vivienda, tanto su quiere destinarla a la venta o al alquiler.

Con las desgravaciones, reducimos ostensiblemente el coste de estas obras y con la Hipoteca Inversa podemos financiarlas sin tener que pagar nada. En el extremo, sin disponer de dinero (cash) podemos acometer tranquilamente estas obras, como muchos de los clientes de Jubilarse en Casa ya han realizado, lo que incluso les ha permitido disponer de mayores ingresos mensuales para vivir mejor en una vivienda más confortable.

Hemos de saber que la Hipoteca Inversa puede cancelarse antes de la muerte del titular. Ello permite que las personas mayores puedan acceder a un crédito hipotecario sin garantías adicionales y sin tener que pagar cuotas mensuales, ya que su duración es indefinida. Pero permite que se pueda ir amortizando total o parcialmente mientras el titular siga con vida, con lo que puede devolverse de forma flexible (por ejemplo, destinando la desgravación a amortizar anualmente el saldo de la Hipoteca Inversa).

Jubilarse en Casa, expertos en el uso de la Hipoteca Inversa

La Hipoteca Inversa destinada a financiar la adaptación de una vivienda de una persona mayor recibe un nuevo impulso con las nuevas desgravaciones fiscales. Conjugar ambos aspectos requiere disponer de un asesoramiento experto y de una gestión eficaz para poder aprovechar todas las ventajas disponibles.

Póngase en contacto con un experto de Jubilarse en Casa para que le oriente de forma totalmente confidencial y gratuita.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 29/04/2011 - Categoría:FiraGran 2.008