El mercado actual de la Hipoteca Inversa en España. 25/07/11

La drástica reducción de contratación de hipotecas en España también ha pasado factura a la Hipoteca Inversa. Y quien diga lo contrario es que no conoce en detalle este mercado o quiere confundir a los ciudadanos.

Las causas son diversas: en primer lugar, la histórica “desaparición” de las Cajas de Ahorro españolas como Entidades Financieras en competencia con el sistema de bancos.

Las Cajas viven desde hace prácticamente dos años en un proceso de mutación que les impide ejercer mínimamente su actividad empresarial como tal, más pendientes de ejecutar sucesivos procesos de concentración y reestructuración interna que en atender su función principal: ofrecer crédito a particulares y pequeñas y medianas empresas.

Este proceso de transformación presumiblemente concluirá el próximo 30 de Septiembre, una vez completados los actuales procesos de capitalización que les permitan alcanzar los ratios de capital que el BdE ha forzado para cambiar el Sistema: unas han acometido o completado su abertura al mercado (CaixaBank, Bankia, Banca Cívica), otros esperan la llegada de inversores o la participación del FROB en último extremos (NovaCaixaGalicia, CatalunyaCaixa, Unnim, BNM,…), otras siguen estudiando oportunidades en el mercado o intentando nuevas integraciones (Unicaja, Ibercaja, Cajastrur,…) y finalmente otras han sucumbido en el proceso, bien integrándose en grupos mayores o siendo intervenidas por el BdE y subastadas al mejor postor (CCM, CajaSur, CAM).

A pesar de este traumático y acelerado proceso de reconversión industrial de nuestro sistema financiero, las Entidades seguirán faltadas de liquidez: buena parte de sus propios recursos deberán destinarse a reducir deuda (FROB) y atender las necesidades de financiación de sus enormes participaciones industriales inmobiliarias (léase suelos, edificios en construcción, gestión de cartera en explotación,…) y,…, como “novedad”, destinar recursos a productos de mayor retorno y menor riesgo para mantener unas cuentas de resultados positivas con las que poder retribuir a los nuevos accionistas (mientras siga la barra abierta del BCE con tipos al 1,5% y multitud de posibles inversiones soberanas pero especulativas).

Así que, si pensaban que pronto afloraría el crédito, tómenselo con calma.

La desconocida Hipoteca Inversa

Las Cajas han sido básicamente las que han impulsado el mercado de la Hipoteca Inversa en España desde sus inicios en 2005. Y ciertamente la transformación de prácticamente todos los actores del mercado ha hecho mella en el producto, con una notable disminución de sus prestaciones y, en consecuencia, de su contratación de forma generalizada.

La hipoteca inversa adolece de un “pecado original” mal resuelto por las Entidades. Liquidar el crédito puede requerir de una “gestión activa de cobro” por parte de la Entidad en caso de que los herederos no liquiden el crédito en los plazos convenidos al fallecimiento del último titular. O así lo creen la mayoría de los departamentos de riesgos de las Entidades. De tal manera que, para cubrir estas posibles incidencias, han venido reduciendo progresivamente la liquidez permitida del producto (reduciendo los niveles de endeudamiento estimado sobre el valor de tasación de la vivienda). Esto se ha conseguido o reduciendo el porcentaje concedido sobre el valor de tasación o depreciando en extremo estos valores de tasación. En definitiva, menos crédito disponible.

Por último, las Entidades han reducido la flexibilidad que debe tener un producto como la Hipoteca Inversa en cuanto a la disposición de los fondos del crédito. No hay dos solicitantes iguales y por eso no existen idénticos motivos a la hora de plantear operaciones: cada cliente es un mundo. Pero ello requiere disponer de una red comercial que pueda asesorar a los clientes y sus familiares, algo de con las actuales estructuras comerciales de las Entidades (tanto bancos como cajas) hoy es muy difícil de llevar a cabo.

La Hipoteca Inversa sigue Viva!

Pero hoy, más que nunca, sufre la incomprensión de los gestores de las Entidades a pesar de suponer un incomparable producto de vinculación con buenos márgenes. Simplemente llego al final del ciclo expansivo y ha sido denodada por su poca relevancia en las carteras de activo de las Entidades, a pesar de ser un producto hipotecario singular, sin mora real.

Desde Jubilarse en Casa continuamos acercando soluciones reales a nuestros clientes, a los que les seguimos asesorando para que puedan tomar la decisión que consideren más adecuada, en un contexto como el actual en el que la venta de la vivienda como alternativa suele implicar perpetuar un cartel de venta en el balcón o malvender a cualquier precio el mayor patrimonio ganado en vida.

Y estas soluciones pasan también por ampliar el abanico de Hipotecas Inversas entre las que elegir: y aquí también seguimos trabajando.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 25/07/2011 - Categoría:Noticias sobre Hipoteca Inversa Opinión de JEC

La reforma de la Seguridad Social relativa a la sostenibilidad del Sistema Público de Pensiones. 01/07/11

Esta semana la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso aprobó hoy la reforma de las pensiones que retrasa la edad de jubilación hasta los 67 años, incluye mejoras para las prestaciones de viudedad y orfandad.

La prolongación de la edad de jubilación (se contempla la posibilidad de retirarse a los 65 quienes hayan cotizado 38 años y medio), también contempla un alargamiento del período de computo para calcular la pensión, de 15 a 25 años.

El Congreso de los Diputados también ha impulsado otra mejora importante destinada a dignificar el día a día de miles de viudos y viudas españoles.  Se eleva, en ocho años, desde el 52% al 60% la pensión que hubiese generado el cónyuge, a todas aquellas personas mayores de 65 años y que no tengan otro ingreso que la prestación de la Seguridad Social.

Adicionalmente, en el informe de la ponencia del proyecto de Ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización del sistema de la Seguridad Social se incluyen propuestas que beneficia a los viudos/as con dos pensiones o una pensión y un salario por trabajar. A partir del ejercicio de 2013, estas personas tendrán exenta de declarar una cantidad equivalente a la pensión mínima.

Impulsando otras medidas complementarias

Mirando al futuro de los mayores también, la Comisión de Trabajo e Inmigración, por inciativa del PSOE y CiU, establece que las empresas podrán hacer seguros colectivos de dependencia, como un instrumento más de previsión social para sus trabajadores, al igual que ya hacen con los planes de pensiones. La enmienda fija 5.000 euros como límite de reducción “propio e independiente” en el Impuesto de Sociedades.

El Congreso también amplió de tres meses a un año el plazo al Gobierno para que desarrolle el reglamento de la llamada hipoteca inversa.

Desde Jubilarse en Casa SL, esperamos que este reglamento pueda impulsar definitivamente el derecho que todos los ciudadanos tienen de contar con un asesoramiento independiente para valorar y contratar la opción de Hipoteca Inversa que más les interese.

Asimismo, dicho reglamento debería clarificar distintos aspectos del producto para que mejoren sus prestaciones sin entrar en riesgos adicionales para cualquiera de las partes.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 1/07/2011 - Categoría:Noticias sobre Hipoteca Inversa Opinión de JEC

Fomentando la autonomía económica de los mayores mediante una Hipoteca Inversa. 15/06/11

Reflexionamos a dos artículos aparecidos hoy en el diario el Periódico de Catalunya y este fin de semana en el semanario Interviu: el primero hace referencia al abuso económico que sufren algunas personas mayores por parte de familiares y cuidadores y el segundo trata sobre la difícil decisión de tener que dejar una plaza en una residencia por razones económicas. Ambos artículos pueden consultarse en los links que incluimos al final de esta reflexión.

Ambos temas son a diario tratados por los profesionales de Jubilarse en Casa en casos de particulares que nos consultan sobre la fórmula prevalente para obtener una mayor autonomía económica: y ello suele ocurrir cuando se contrata una Hipoteca Inversa.

Nuevo modelo de familia

La llamada “familia vertical”, un modelo de familia al que tienden las poblaciones del primer mundo, fruto de las bajas natalidades y de los elevados porcentajes de personas mayores y octogenarias que las conforman, se caracteriza por una mayor vinculación inter generacional (nietos/hijos/padres) en detrimento de la relación con otros miembros familiares (sobrinos/hermanos). De hecho, la generación de los babyboom está dando paso a la generación de los abuelosboom: habrán más abuelos que nietos en los próximos 40 años.

Pero esta relación inter generacional siempre ha estado presente en las sociedades mediterránea, en la que se entiende el concepto familia de forma extensiva, como conjunto de familiares de hasta 3er y 4º grado. Este, pero, no es el concepto anglosajón al que tendemos por nuestras bajas cuotas de natalidad, empleo femenino y mayor movilidad geográfica.

El Jubilado es el Rey

Y, en este contexto evolutivo de modelo de familia, los jubilados pueden considerarse el familiar mejor recibido en casa, especialmente por su capacidad económica. A pesar de la congelación actual de sus pensiones de jubilación, los mayores suelen tener pensiones elevadas (y garantizadas de forma vitalicia) en relación con sus últimos salarios laborales (equivalentes a  poco más del 80% de este último salario, hoy de media unos 901 €/mes x 14 pagas); también disponen de ayudas vinculadas al envejecimiento (Ley de la Dependencia), y han tenido capacidad (y voluntad) de ahorro y acumulación patrimonial (usualmente en bienes inmobiliarios, con porcentajes de propiedad superiores al 80%, sin deudas pendientes). El jubilado hoy es el rey económico de muchas familias en crisis, que se sustentan en base a esta capacidad económica y de ingresos recurrentes.

Pero la solidaridad de los mayores no debe confundirse con el abuso. Y este abuso puede convierte en esclavitud económica, que es la que sufren muchos mayores en relación con el uso y disposición de sus ingresos y bienes. Una esclavitud que pretender ser justificada por unos lazos familiares y de fraternidad mal entendidos y tejidos sobre la desconsideración del mayor y sus intereses, que coartan la libre elección de éstos ante el riesgo de envejecer solo y olvidado.

En el extremo, mayores muy mayores deben abandonar plazas en centros asistidos por no poder continuar pagando su coste, en parte sufragado por familiares, situación traumática que afecta directamente a la calidad y esperanza de vida del mayor.

Cierto es que este abuso puede ser consciente y premeditado por parte de familiares y cuidadores. Pero, en la mayor parte de los casos, tan sólo se debe a una deficiente (o inexistente) falta de planificación y a un gran desconocimiento sobre alternativas viables.

La Hipoteca Inversa: herramienta de autonomía económica para sus propietarios

Un ejemplo de alternativa la tenemos en la Hipoteca Inversa.

Esta herramienta financiera, legalmente regulada desde finales de 2007 como mecanismo para aflorar liquidez del patrimonio inmobiliario de los mayores (viviendas, habituales o 2ª residencias, mayores de 65 años) que permite a sus propietarios disponer de parte del valor acumulado en su vivienda sin tener que venderla ni alquilarla, preservando la propiedad para sus herederos.

Con una Hipoteca Inversa, los mayores pueden disponer de mayores ingresos mensuales para que puedan decidir cómo y dónde quieren envejecer: la Hipoteca Inversa les faculta para que puedan ser económicamente autónomos en todas las circunstancias vitales, sin perder la propiedad de su vivienda, pudiendo hacer un uso eficiente de su patrimonio a medida que su edad requiera disponer de mayores atenciones con costes crecientes.

Por suerte, muchas familias entienden que haciendo un buen uso de la Hipoteca Inversa los mayores ya no requieren de sus aportaciones económicas para sufragar el coste de una residencia, un centro de día o una asistencia domiciliaria.

Tampoco tienen necesidad de hacer una “mala venta” de los inmuebles que quieran vender, ya que con una Hipoteca Inversa obtienen parte del valor de la vivienda, pudiendo vender (y cancelar el crédito) en el futuro en mejores condiciones que las actuales.

Y, con mayores ingresos, los mayores, si quieren, pueden también ayudar a sus familiares sin tener que destinar la totalidad o mayor parte de sus ingresos (pensión, dependencia) a esta finalidad: trasladan hoy parte de la herencia que recibirán los familiares a su fallecimiento.

Situaciones hay tantas como personas. Conviene entender bien la realidad y necesidad de las personas y poder evaluar las distintas alternativas que puedan existir.

Los mayores propietarios de una vivienda pueden elegir cómo quieren envejecer y atender a sus familiares si lo requieren, pero siempre planteando un uso eficiente de su patrimonio.

Link a: artículo en El Periodico de Cataluña.

Link a: artículo en Interviu.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 15/06/2011 - Categoría:Opinión de JEC

¿Cómo liquidar una Hipoteca Inversa tras el fallecimiento del último titular/beneficiario del crédito?. 06/06/11

Este es uno de los temas más “espinosos” que plantea cualquier operación de Hipoteca Inversa. Recordemos que este tipo de crédito lo suscriben los propietario de viviendas mayores de 65 años y que la deuda se acumula en una cuenta de crédito mientras ésta no se cancela (puede liquidarse parcial o totalmente en vida de los propietarios si éstos lo desean).

Pero, tras la defunción del último de los titulares del crédito (pueden serlo ambos conyugues aunque sólo uno de ellos sea el titular de la vivienda), los herederos deben decidir cómo liquidan la deuda acumulada en el crédito, en un plazo de 12 meses (normalmente) tras la defunción del último de los titulares de la Hipoteca Inversa.

12 meses parecen mucho; pero no lo son.

En Jubilarse en Casa somos conscientes de ello y de lo costoso que puede resultar que los herederos acuerden un proceder común y lo ejecuten en este plazo de tiempo. Por ello disponemos del servicio Familia Plus.

Familia Plus es un servicio destinado a herederos, para realizar una mediación y posterior gestión destinada a cancelar el crédito de Hipoteca Inversa en el menor plazo de tiempo posible y en las mejores condiciones. Este servicio también está disponible para las Entidades Financieras y Aseguradoras que realizan operaciones de Hipoteca Inversa, como servicio externalizado de la gestión de operaciones o carteras de operaciones vencidas y no liquidadas (antes de vencer el plazo establecido con los fallecidos propietarios de las viviendas hipotecadas).

Familia Plus trabaja con los herederos de las viviendas tras el fallecimiento de los propietarios anteriores. Comunicamos los saldos adeudados y explicado su aumento en el transcurso de los meses (incluidos los derivados del impago en plazo del crédito), establecemos una estrategia de liquidación activa basada o en la refinanciación de la deuda o en la comercialización de la vivienda. El objetivo del servicio Familia Plus es ayudar a los herederos a hacer efectiva la herencia en el menor plazo de tiempo posible.

Familia Plus acumula más de 2 años de experiencia. Tiempo en el que hemos demostrado que una gestión activa basada en riesgos para realizar la cancelación del crédito de Hipoteca Inversa que repercute en una mayor herencia efectiva para los herederos y una incidencia crediticia testimonial para las Entidades Financieras y Aseguradoras.

¿Quiere saber más sobre cómo funciona el servicio Familia Plus?. Póngase en contacto con nosotros en el 93 553 07 64 y un profesional le orientará para que cancelar la Hipoteca Inversa no sea un problema.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 6/06/2011 - Categoría:Opinión de JEC

Sobre Entidades Financieras, Hipotecas Inversas y su Asesoramiento Independiente. 01/06/2011

Allá por 2007, España era un sitio muy diferente del actual. En términos económicos, el “grifo del crédito” seguía abierto, sustentado en un mercado inmobiliario que había crecido imparablemente desde 1996. Y en este escenario apareció la Hipoteca Inversa en España (en UK, ya en 1965), regulado en la Ley 41/2007 (Disposición Adicional Primera) para conformar un marco contractual legal que pusiera orden a los primeros productos aparecidos en España en 2005. Tampoco tenemos que olvidar que su aparición vino justificada como herramienta financiera para costear parcialmente el despliegue de la Ley de la Dependencia (2006).

Sobre esta base argumental, las Cajas de Ahorros lideraron su desarrollo y comercialización por su indudable vinculación con su cliente tradicional: los pensionistas. Como parte de su Compromiso Social, apostaron por introducir este producto para que los pensionistas pudieran incrementar sus bajas pensiones, aumentando su calidad de vida y su autonomía asistencial.

El legislador, sensible a la complejidad del producto de Hipoteca Inversa y al cliente al que se destina (personas mayores), recogiendo la práctica habitual existente en legislaciones internacionales sobre Hipoteca Inversa (UK, Canadá, EEUU,…), impuso la obligación a las Entidades de ofrecer un Asesoramiento Independiente a los particulares que quisieran contratar una Hipoteca Inversa para ofrecer las máximas garantías posibles de transparencia, buenas prácticas e imparcialidad.

El ciudadano debe saber hoy que esta obligación NUNCA se ha cumplido ni exigido a las Entidades por parte ni del Ministerio de Economía ni del Banco de España. Esta garantía para el ciudadano es sistemáticamente desatendida, y tan sólo aquellos que desean disponer de una Asesoramiento Experto e Independiente en materia de Hipoteca Inversa contratan a profesionales como los de Jubilarse en Casa para asesorarse convenientemente antes de formalizar un contrato hipotecario “de por vida”.

Atribuimos esta dejadez del supervisor y desatención de las Entidades a la tradición financiera-comercial vigente en España. Las Entidades Financieras disponen de bastas redes comerciales encargadas de la comercialización de sus productos (o de terceros con los que tienen acuerdos de comercialización, especialmente relevante en el caso de productos aseguradores). Además, muchas de ellas conformaron redes de Agentes Financieros, profesionales que actúan como externos a la Entidad y que tienen acuerdos de distribución de sus productos de la Entidad y que son remunerados por éstas. Por último, existen también los Intermediarios Financieros, que pueden prescribir productos de las Entidades, en ocasiones con el cobro de comisiones de las mismas (complementarias a las comisiones que cobran también de los particulares). Ciertamente, el Sistema Financiero minorista dispone de múltiples canales de “colocación” de productos, siempre orientados a dar cumplimiento a los objetivos marcados por la oferta.

En el ámbito anglosajón, las Entidades no disponen de redes comerciales tan extensas ni variadas debido a que el cliente (el ciudadano) tiene una mayor y mejor cultura financiera, con lo que su “poder de compra” y decisión no está tan subrogado a los criterios comerciales que imponen las Entidades. Es en esta cultura de mayor conocimiento financiero donde el Asesoramiento Independiente de profesionales tiene un mayor reconocimiento, ya que el ciudadano es plenamente consciente que su interlocutor bancario no es su asesor y que una mala decisión financiera puede comportar graves riesgos para su propio patrimonio financiero.

En España, sigue anclada la idea que los ciudadanos no tienen capacidad suficiente para tomar decisiones financieras de forma autónoma y que son las Entidades (a través de sus empleados, agentes o intermediarios) los que deben orientar la toma de decisiones de los ciudadanos, con lo que el Asesoramiento Independiente suena bien pero no resulta interesante si implica dar poder de decisión a la ciudadanía/clientela (previa comparación y análisis). Esta dejadez intencionada ha sido respaldada fácticamente por el Regulador, a pesar de los múltiples perjuicios que ello ha ocasionado a los pequeños inversores y ahorradores (clausulas suelo, contratos de derivados, fondos inmobiliarios, participaciones preferentes,…).

Desde Jubilarse en Casa entendemos que, además de no dar cumplimiento a la Ley, en materia de Hipoteca Inversa las Entidades pierden un aliado indispensable para garantizar el éxito (inicial y en el tiempo) de la contratación de cualquier Hipoteca Inversa. Que en cualquier operación intervenga un profesional externo (que no cobre de la Entidad), experto en las características y uso de la Hipoteca Inversa, que oriente, asesore e incluso gestione la contratación del producto en representación y encargo de los particulares sólo puede garantizar el correcto cumplimiento de la Ley, favorecer la contratación consciente y, en su caso, garantizar el tener clientes satisfechos.

Conocedores de esta situación y conscientes de su progresiva evolución, Jubilarse en Casa prosigue, tal y como iniciamos en 2007, con su labor de divulgación del producto de Hipoteca Inversa y su uso entre la población en general: realizando charlas informativas, participando en mesas de debate, presentando propuestas de mejora del producto y gestión de sus riesgos.

Y orientando a todos los ciudadanos que desean conocer en detalle qué prestaciones y obligaciones genera la contratación de una Hipoteca Inversa para su caso concreto, en base a la experiencia y conocimiento en la contratación de estos productos que ya acumulamos gracias a nuestra especialización en Hipoteca Inversa y nuestra independencia de las Entidades pero en colaboración con todas aquellas que disponen del producto.

Esperemos que desde el Regulador debe obligarse a las Entidades a dar cumplimiento a la Ley en aquellos casos que, incluso habiendo recibido ayudas públicas a través del FROB, siguen negando a los ciudadanos el Asesoramiento Independiente preceptivo para contratar una Hipoteca Inversa.

Y a todos los ciudadanos que deseen tener una orientación personalizada, gratuita y confidencial de su caso, disponen de distintos canales para contactar con nosotros: no se quede sin saber ni sabiendo sólo a medias.

Su futuro (y su patrimonio) no es un juego ni tiene que depender de lo que le vendan en su Entidad.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 1/06/2011 - Categoría:Opinión de JEC

Mayores #indignados. Jóvenes y mayores comparten destino. Sin trabajo no hay pensiones. Con salarios indignos sólo tendremos pensiones de miseria. 20/05/2011

España vive estos días un conato de “alzamiento popular” que reivindica el derecho a tener futuro. No un futuro precario y un presente de subsistencia, sino un futuro que permita a cada cual desarrollar completamente su potencial y que ello permita que la sociedad, en su conjunto, tenga una mejor calidad de vida.

Esta indignación, como reacción a las desigualdades de oportunidades que vemos cada día, debería ser asumida por el conjunto de la ciudadanía. Quizás sí liderada por los jóvenes pero no sólo para los jóvenes, que son los que hoy padecen un 40% de paro, contratos precarios, sueldo mileuristas y dificultad para el acceso a una vivienda digna en la que poder constituir una familia. Esta indignación también debe ser reclamada desde la madurez y la experiencia de los mayores de nuestra sociedad.

Más allá de las duras consecuencias que la actual crisis está teniendo sobre el colectivo de las personas mayores (recordemos, 7,5  millones de pensionistas), con congelaciones de pensiones, encarecimiento de precios de bienes básicos, reducción de la oferta de servicios públicos (dependencia, sanidad),…, condenar a la juventud nos lleva, irremediablemente, a la miseria futura debida a la insostenibilidad del Sistema Público de Pensiones.

Aquí debemos pararnos para reflexionar sobre la afectación que tendrá sobre la Seguridad Social española el mantener altos índices de desocupación, con bajos salarios y escasas cotizaciones sociales.

Recordemos que la Seguridad Social tiene un “esquema piramidal” de financiación: las cotizaciones de los que hoy trabajan sirven para pagar las pensiones de los actuales jubilados. En términos doctrinales, la Seguridad Social es un sistema de reparto, no de capitalización.

Este sistema, recientemente modificado (para alargar la edad de jubilación hasta los 67 años y la de cotización para disminuir las pensiones futuras a cobrar), viene precedido por la congelación de pensiones que hoy vivimos, requiere que exista una correlación cuanto menos igualitaria entre el saldo que se abona en pensiones en relación al saldo de las cotizaciones sociales. A nadie se le escapa que si permitimos que existan elevadas tasas de desocupación y, especialmente, bajos salarios, las cotizaciones sociales no aumentarán en el futuro. Pero, con absoluta certeza (dada la inversión de la pirámide población española y la elevada esperanza de vida que tenemos), el importe total del saldo de pensiones aumentará progresivamente cada año (por aumento de pensionistas, aprox. 1 millón cada año, por importe de la prestación media recibida debido a las cotizaciones altas que realizaron los nuevos pensionistas y la existencia de pensiones no contributivas y complementarias, no prevista su financiación en el esquema inicial de la Seguridad Social).

Así pues, si no reaccionamos a la indignación, nos acercamos, año a año, al colapso de nuestra Seguridad Social que afectará irremediablemente a los mayores actuales y futuros después de una vida de trabajo y sacrificio.

Cuando vean a un joven reivindicar, véanle también como parte indisoluble de su futuro. Que ellos tengan un futuro mejor implicará que usted puede vivir dignamente su vejez. Si él joven no tiene futuro, usted tampoco. No los deje solos. Nosotros nos os dejaremos solos.

Josep Jorge

Director General

JUBILARSE EN CASA SL

Escrito por jjorge el 20/05/2011 - Categoría:Opinión de JEC

La Hipoteca Inversa, instrumento clave de Política Social. 06/05/2011

¿Saben los ciudadanos mayores propietarios de una vivienda que pueden disponer de ingresos económicos adicionales a su pensión si contratan una Hipoteca Inversa?.

¿Las Administraciones Públicas son conscientes que deberían premiar a los ciudadanos que hacen uso de su patrimonio contratando una Hipoteca Inversa lo que contribuye a una distribución más eficiente de las ayudas sociales públicas?.

¿Las Entidades Financieras, especialmente las que han recibido ayudas públicas del FROB, no deberían compensar a la Sociedad parte de estas ayudas ofreciendo más y mejores opciones de Hipoteca Inversa para mayores y dependientes?.

En esta época de crisis económica y social, la Hipoteca Inversa está siendo un instrumento clave para mantener la calidad de vida de muchas personas mayores, quienes padecen las limitaciones en Servicios y Prestaciones Públicas, pierden poder adquisitivo y sufren las consecuencias de las penurias económicas que atraviesan muchos de sus familiares y allegados.

Por todo ello, debemos exigir a las Administraciones mayor amplitud de miras y a las Entidades Financieras que cumplan con su responsabilidad social.

Sólo haciendo un uso eficiente del patrimonio acumulado en vida podremos vivir una vejez digna hasta el último de nuestros días. Con la Hipoteca Inversa podrá lograrlo.

rss_grantwitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 6/05/2011 - Categoría:Opinión de JEC

Copago de Servicios Sociales a personas mayores, Responsabilidad Familiar e Hipoteca Inversa. 24/03/11

Cómo es notorio, la crisis económica ha reducido los ingresos de las Administraciones Públicas y ha aumentado la demanda de servicios sociales por parte de los ciudadanos: ello se traduce en menos recursos para atender más necesidades y crecientes.

Este panorama en el que muchas AAPP tienen que “ingeniárselas” para seguir prestando los servicios públicos esenciales, es el caldo de cultivo donde se analiza la viabilidad de introducir los copagos de servicios, esencialmente en el ámbito sanitario y asistencial.

En esencia, las AAPP analizan los ingresos recurrentes (pensiones esencialmente) de cada uno de los solicitantes de prestaciones sociales (económicas o servicios) para establecer baremos. Hoy, este análisis se empieza a extender a la unidad familiar (padres, hijos, nietos,…) en la que convive el solicitante, con la justificación de que en primer lugar es el entorno familiar quien tiene que hacerse cargo de las necesidades del familiar mayor solicitante y que las AAPP tienen que actuar en su ausencia o defecto, no de forma genérica y generosa.

Podremos o no estar de acuerdo con este precepto y los baremos usados por la Administración. La consecuencia es que, por muy escasa pensión que pueda recibir un ciudadano, si dispone de ahorros, familiares con recursos o una vivienda, tendrá menos derecho a recibir prestaciones sociales. En este caso se encuentran muchos ciudadanos acogidos a la Ley de la Dependencia y es este el ámbito que primero ha empezado a generalizar el copago de servicios.

La tendencia para los próximos meses y años es que los baremos para poder recibir prestaciones públicas serán cada vez más exigentes y universales, con lo que tan sólo los individuos más desvalidos van a poder disponer de la mayor parte de estos recursos públicos y recaerá en la capacidad individual (por todos sus recursos) o en la ayuda familiar para hacerse cargo del coste de la asistencia requerida.

En este entorno empieza a jugar un papel muy importante la Hipoteca Inversa. Dada que esta herramienta financiera es un crédito, su contratación permite disponer de recursos económicos que no se consideran rentas sino disposiciones de crédito: ni se declaran ni tributan. Y, como este crédito está garantizado con la vivienda, su uso implica endeudar la vivienda y reducir la riqueza financiera acumulada en la vivienda al hacerla líquida mediante la disposición de cantidades a cuenta (rentas mensuales o disposiciones puntuales).

Quien contrata una Hipoteca Inversa vive mejor. Y ello no computa en su capacidad económica sino que implica una menor riqueza patrimonial, llegando incluso a favorecer el acceder a prestaciones públicas fijadas según estos baremos decrecientes.

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 24/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC

Sobre prácticas financieras impropias con personas mayores y la quiebra familiar. 07/03/11

¿Cuántas veces más tendremos que ver como personas mayores han “hipotecado” su vivienda y su futuro avalando con su propiedad el piso de un familiar?.

Es una situación económica que muchas familias hoy mantienen sin haber considerado convenientemente que la “caída” de uno de los miembros arrastra al resto.

Pongámonos en situación

En Jubilarse en Casa nos relatan a menudo escenarios como este: un matrimonio de personas mayores que se encuentra con el “agua al cuello” porque avalaron la compra de la vivienda del hijo; falla esté y la Entidad insta la ejecución de la garantía real (aval hipotecario) concedida por los padres. Las preguntas son siempre similares: ¿eran conscientes del error financiero que estaban realizando cuando avalaron al hijo?. ¿Es moral reclamar este tipo de garantías cruzadas por parte de las Entidades Financieras?.  ¿Qué podemos hacer, llegado el caso y la situación?.

Ingenuos Financieros

Ciertamente, los españoles no han querido aprender finanzas (o no se han visto con la necesidad) y han trasladado la ejecución y (pretendida) responsabilidad de sus actos financieros a sus gestores bancarios. Insistimos una y mil veces: el director del banco o la caja de turno no es su asesor financiero personal. La banca personal no existe si el gestor no es independiente de la Entidad (eso quiere decir que NO COBRA de ella). Su función consiste en cumplir las órdenes comerciales y de riesgos que le manda la dirección de su Entidad. Punto. Habrá directores sumamente responsables, pero están en proceso de “extinción” ante la progresiva retirada de atribuciones y el desconocimiento creciente de su clientela con constantes cambios de funciones y ubicaciones de trabajo.

No al Aval sobre la Vivienda Habitual

Si las personas mayores tienen dificultades para acceder al crédito, ¿cómo es que las Entidades permitan que pueden avalar con sus viviendas operaciones crediticias de terceros, por muy familiares que sean?. ¿Dónde ha quedado la “ética del crédito”?. El aval es una “soga al cuello” que cubre responsabilidades de terceros. Y es una garantía que debería estar generalmente vetada para las personas mayores y sus viviendas habituales. Deontológicamente, despreciable.

Avalar con una vivienda no sólo pone en riesgo a los titulares (personas mayores) sino que imposibilita realizar otro tipo de operaciones adecuadas para estos propietarios: la Hipoteca Inversa, un crédito que permite a los propietarios disponer de ingresos regulares para atender a las necesidades económicas derivadas de su envejecimiento. Con un aval, hemos “bloqueado” el bienestar futuro de los propietarios que nos avalaron, que viven angustiados ante la posibilidad de que se ejecute el aval ante cualquier incumplimiento del avalado.

La Quiebra Familiar

Si se encuentra en esta situación (avalando con su vivienda habitual un crédito de un tercero), y este aval la Entidad Financiera quiere ejecutarlo, es momento de plantearse la protección judicial de su patrimonio. Solicite la declaración de concurso de acreedores personal (o quiebra familiar) y que sea un juez quien decida sobre la validez, alcance y condiciones de garantía que impondrá sobre su patrimonio e ingresos a favor de la Entidad Financiera. Les dejamos un interesante link al respecto redactado por D. Carlos Guerrero, Abogado experto en concursos de acreedores de persona física.

Por si acaso, no avale inconscientemente nunca con su vivienda habitual. Manténgala libre de cargas (hipotecas y avales) por si quiere o requiere contratar una Hipoteca Inversa para vivir mejor o simplemente para poder legar un patrimonio libre de cargas a sus futuros herederos. Su presente y futuro están en juego.

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 7/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC

El Ahorro en una España que envejece. 03/03/11

El martes 01/03/11 la Fundación de Estudios Financieros (FEF) presentó el estudio ‘Ahorro Familiar en España‘. El estudio hace un repaso sobre la evolución demográfica española y la distribución y cuantía de los distintos vehículos de ahorro que utilizan los españoles.

El estudio destaca que el 77% del ahorro de las familias está invertido en el ‘ladrillo’, algo que el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa calificó como “otro de los grandes desequilibrios” de la economía española.

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

España es un país de propietarios “forzosos”. Las razones son históricas, iniciadas durante la década de los 60 del siglo pasado y basada en los flujos migratorios internos. Las ciudades acogieron gran cantidad de inmigración procedente de zonas rurales que fueron configurando un crecimiento urbanístico que no pudo ser gestionado por un Estado sin recursos. Las reformas que desregularizaron el mercado de alquiler en la famosa Ley Boyer extinguieron progresivamente muchos alquileres “antiguos” que fueron adquiridos por sus anteriores arrendatarios o por nuevos compradores. Y muchas viviendas promovidas por Instituciones como las Cajas de Ahorros también acabaron en el mercado de compraventa. Hemos de ser conscientes del efecto del boom demográfico de los 70, que impulsó la gran demanda de viviendas del anterior ciclo inmobiliario sin que hubiese una base existente de vivienda disponible y adecuada en régimen de alquiler. Una demanda que accedía al crédito (hipotecario) y que tenía estímulos fiscales (desgravaciones para la adquisición de la primera vivienda). Este procesó se retroalimento con la llega de inmigrantes de otros países, la entrada en el Euro y la voracidad de crecimiento que impulsaba a todos los actores de nuestra economía, hasta finales de 2007.

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

En paralelo, no existe ni cultura, ni instrumentos ni gestores profesionales que permitan a los individuos una adecuada planificación del ahorro. Este es un efecto negativo del elevado nivel de bancarización de España y de la incultura financiera general. Los ciudadanos han creído hasta ahora que el director de su entidad era su asesor económico. Mientras todo ha funcionado, los clientes han tomado las decisiones que le aconsejaban sus gestores bancarios, las entendiesen más o menos; decisiones que se basaban fundamentalmente en los objetivos comerciales de las Entidades Financieras y Aseguradoras y que debían ser ejecutadas por estos gestores. Hoy nos encontramos con un exceso de tesorería de los particulares en cuentas y depósitos a la vista sin remunerar o habiendo contratado productos financieros estructurados indescifrables para el común de los ciudadanos. No ha habido ningún tipo de planificación del ahorro, ni se ha estimulado ni educado para ello.

Como propietarios forzosos sin alternativas de planificación del ahorro, la inflación inmobiliaria acumulada en cada uno de los distintos ciclos inmobiliarios ha permitido que los españoles acumulen un sustancial patrimonio inmobiliario en sus propiedades inmobiliarias, a precios históricos, incluso teniendo en cuenta los vaivenes de los ciclos y la profunda caída de estos últimos 3 años (superior al 20% desde los máximos valores alcanzados en el 4TR2007).

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Fuente: Fundación de Estudios Financieros

Estos propietarios han envejecido y deben utilizar su ahorro para atender sus necesidades una vez dejan de estar en situación laboral activa (jubilados). Es en ese momento cuando fórmulas como la Hipoteca Inversa impactan directamente en la mejora de los ingresos mensuales de estos propietarios mayores de 65 años. Y esta herramienta, compleja y poco conocida, está permitiendo que muchos mayores puedan mejorar su calidad de vida en base a un disponer de una autonomía económica de recursos procedentes del ahorro acumulado en su vivienda.

No parece que el desequilibrio que anuncia el Sr. Campa tenga sólo efectos negativos para este creciente colectivo de propietarios mayores, como podemos atestiguar desde Jubilarse en Casa SL desde hace más de 3 años.

Si quiere conocer cómo puede disponer del ahorro acumulado en su vivienda para vivir mejor a partir de los 65 años, un equipo de profesionales está a su entera disposición para atenderle en toda España.

Jubilarse en Casa SL, expertos independientes en Hipotecas Inversa.

Acceso a la Web de de la Fundación de Estudios Financieros

rss_gran twitter_granfacebook_gran

Escrito por jjorge el 3/03/2011 - Categoría:Opinión de JEC